Español     English  

Vaginas: Manual De Propietaria

Publicado por BBXX World en

La mitad de la población posee una de estas misteriosas partes del cuerpo, ¡pero muy rara vez hablamos realmente de cómo cuidarla! Para disipar los mitos y rumores sobre las infecciones, la higiene y lo que es realmente "normal", ¡echa un vistazo a estos consejos para mantener tu "parte de abajo" saludable y feliz!

Apariencia

Aunque suene cliché, cada vagina (y vulva y clítoris) es única. Al igual que una huella dactilar, tu vagina no necesariamente tendrá el mismo tamaño, forma, color o textura que la de otra persona. ¡No existe lo normal! Especialmente cuando existe tanta exposición a esta parte del cuerpo a través del porno, es fácil pensar que tu vagina no se ve como debería. Pero mientras tu vagina esté sana y feliz, será tan "normal" como cualquier otra vagina. Para que te familiarices un poco más, ¡utiliza un espejo para echar un vistazo allí y conocer tus partes!

Depilación

El vello púbico en realidad cumple una función -proteger la delicada piel de alrededor de la vagina. Aunque las tendencias de depilación van y vienen, lo más saludable es realmente dejar el cabello. Si esto no es para ti, hay numerosas maneras que aseguran la eliminación tu vello púbico de la forma más saludable posible.

Si eliges afeitarte, asegúrate de utilizar un producto que ayude al proceso. Crema de afeitar, abundante espuma de jabón, o incluso un poco de acondicionador de pelo puede servir para ablandar los pelos. También cambia las hojas de afeitar cada tantas semanas o tan pronto como notes que se ponen opacas, ya que esto puede contribuir a la generación de foliculitis, o quemaduras de afeitar, que es la inflamación o infección de los folículos capilares. Si experimentas una quemadura de afeitar, evita picar los bultos, pues esto solamente agravará el problema.

Otras opciones incluyen utilizar cera, depilación láser y recorte.

Sin embargo, ¡es absolutamente seguro, higiénico, y sexy dejar tu pelo allí como está! Esta es una opción que puede tomar por ti misma, y no te sientas limitada a lo que creas que pueda esperar ver tu pareja. Finalmente se reduce a lo que te haga sentir más cómoda con tu cuerpo.

Flujo Vaginal

El flujo vaginal es la forma que tiene la vagina de mantenerse limpia y saludable. Al igual que la mucosa en la boca, la vagina es una membrana mucosa que requiere humedad para mantener sano el delicado tejido. El flujo es un moco hecho por las células de la piel de la vagina y del cuello uterino que cumple con esta labor. El flujo cambia a lo largo del mes con el ciclo menstrual, volviéndose similar a la textura de una clara de huevo durante la ovulación y más grueso y pegajoso antes de la menstruación. Estos cambios ayudan a facilitar el movimiento del esperma a un huevo durante la ovulación. El flujo también sirve como lubricante durante el sexo, y la mayoría de las mujeres notan un aumento de este durante la excitación sexual. La cantidad de flujo normal varía de mujer a mujer.

Aunque la mayoría del flujo vaginal es normal, también puede ser signo de un problema como una infección de transmisión sexual u otra vaginitis (infección de la vagina). Si notas un olor fétido (como a pescado rancio), un cambio en el color (como amarillo o verde) que sea diferente a tu flujo normal, o un cambio en la descarga que sea acompañado de picazón o malestar significativo, anda y habla con tu proveedor de servicios médicos.

Manteniéndola Limpia

A menudo los profesionales de la salud de mujeres (con un pobre sentido del humor) se refieren a la vagina como un "horno autolimpiable". Sin embargo, esto es bastante cierto. Excepto en los casos mencionados anteriormente, el flujo vaginal es una parte totalmente normal de la función de tu vagina. No hay necesidad de quitar esta secreción ni limpiarla manualmente. La ducha vaginal (el proceso de limpieza manual dentro de la vagina con una solución de agua y vinagre o jabón) es altamente desaconsejable, ya que en realidad no ayuda a prevenir infecciones ni a mantener la zona limpia.

La vagina es un área sensible, por lo que apegarse a jabones sin perfume y otros productos, usándolos sólo en el exterior (la vulva) y no en el interior (la vagina), es clave para que te mantengas limpia y cómoda. Aunque los productos para el “equilibrio del pH” son furor, éstos hacen poco para mejorar realmente tu salud vaginal. El pH de tu vagina es algo que tiene lugar en una parte más profunda de tu cuerpo que no se puede alcanzar con un paño floral perfumado, y es muy bueno para la autorregulación, ¡siempre y cuando no haya ninguna infección u otro problema presente! También asegúrate de limpiar de adelante hacia a atrás (vagina a recto) para evitar la transmisión de bacterias de tu tracto gastrointestinal a las partes de señorita.

Períodos

Ya sea por ser la cruz de tu existencia o por ser la feliz confirmación de no estar embarazada (o, en algunos casos, un recordatorio frustrante de los problemas de fertilidad), los períodos son una realidad mensual que casi todas las mujeres enfrentan. Las toallitas y los tampones son maneras sanas y seguras de evitar manchar tu par preferido de pantalones y mantener el flujo bajo control. Los tampones son relativamente seguros de usar, pero recuerda cambiarlos frecuentemente (aproximadamente cada 8 horas por lo menos) y usar cada día el tamaño que se ajuste a la fuerza de tu flujo (es decir: no usar tampones Super Plus para los días en los que simplemente estás manchando un poco). Si olvidas sacarte un tampón o se pierde la cuerda, simplemente inserta un dedo y retira el tampón usando el dedo como gancho. Si no te llega tu período en más de 3 meses seguidos, anda a hablar con tu proveedor de atención médica y hazte una prueba de embarazo (si es que es aplicable en tu caso). Si tienes un DIU (T de cobre), te pusiste un anticonceptivo inyectable (como Depo Provera), tienes un implante anticonceptivo (como Implanon o Nexplanon), o usas pastillas anticonceptivas sin una semana de descanso en cada mes para obtener su período, es seguro y normal no tener sangrado mensual o tener un poco de sangrado durante el mes.

En cuanto al sexo durante tu período, todo se reduce a las preferencias personales. Si el sexo durante el período es algo que tú y tu pareja disfrutan, ¡adelante! Sin embargo, recuerda que hay más fluidos corporales presentes (es decir, sangre menstrual) durante el sexo con período en comparación al sexo en otras ocasiones de tu ciclo, los condones pueden ser menos eficaces en cuanto a barrera, debido al aumento de los líquidos que pueden colarse a través del condón, en caso de que las cosas se pongan desordenadas. En consecuencia, es importante que tanto tú como tu pareja o parejas se sometan regularmente a pruebas de detección de ITS (infecciones de transmisión sexual), especialmente el VIH. La sangre menstrual también puede funcionar en contra la lubricación tanto natural como artificial, lo que puede provocar más irritación o micro-desgarros en la mucosa vaginal, así que asegúrate de lubricar adecuadamente. Además, aunque el riesgo sea pequeño, todavía es posible quedar embarazada durante tu período, especialmente si tienes un ciclo menstrual corto, dado que el esperma puede vivir en el cuerpo durante días. ¡Así que asegúrate de que no dejar los anticonceptivos durante este tiempo del mes!

Cubriendola

Al igual que cualquier otra parte de la piel, a tus genitales no le va bien estar atrapados en un ambiente húmedo por mucho tiempo. Evita sentarte mucha horas con un traje de baño húmedo o equipo de entrenamiento sudoroso, especialmente si eres propensa a tener problemas como candidiasis o vaginosis bacteriana. Uae ropa interior de algodón sin encaje o textura para mantener el área seca y para evitar  irritaciones. Evita los colaless, ya que estos pueden irritar y transmitir las bacterias de tu sucia retaguardia a tu sensible vagina. ¡Considera la posibilidad de andar sin calzón por la noche para que la zona respire! Evita el uso de protectores diarios que tengan el fin de que no haya flujo en la ropa interior, ¡para eso está!

Momento Sexy

No importa con quién estés teniendo sexo, la prioridad número uno siempre debe ser mantenerte a tí y a tu pareja seguros. Usar condón para el sexo penetrativo que implica a una pareja con pene, cerciórate de que tus juguetes sexuales estén limpios correctamente, y usar un campo de látex para el sexo oral, todo es útil para mantener tus partes privadas seguras y libres de infecciones. Los lubricantes pueden ser útiles para todo tipo de juego, incluyendo el uso del vibrador, el sexo penetrativo con penes o dedos, el sexo anal, u otros. Por último, la comunicación con tu pareja o parejas es clave, todos deben sentirse cómodos durante el sexo, y si te sientes incómoda ya sea física o emocionalmente, asegúrate de hablarlo con tu pareja. Prueba con una posición diferente, cambiar el lugar, y experimenta con diferentes juguetes, condones, lubricantes, etc. para averiguar qué hace que tu vagina sea más feliz.

Si tienes preguntas o inquietudes sobre la salud de tus partes privadas, ¡no dudes en preguntarle a tu proveedor de atención médica o envíanos un correo y felizmente te ayudamos!

 

 

Bienestar Educación Medicina Mujeres Salud

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados