Español     English  

¿De Dónde Sacaste El Tamaño De Tu Miembro, Mamá O Papá?

Publicado por BBXX World en

Artículo original de: Jennifer Sanchez

¿O es de tu bisabuelo, un hombre con una, emm, prolífica reputación?

En un mundo aburrido y homogéneo, los chicos de todas partes tendrían el mismo pelo, el mismo cuerpo, la misma polla. Y cada mujer tendría la misma forma, y sus vaginas serían del mismo tamaño y color. Por un lado, sería bastante útil saber exactamente en qué te estás metiendo cuando alguien (quién sea) se saca los pantalones. Por otro lado, no habría ningún misterio -y ¿dónde está la diversión en eso?

Afortunadamente, no vivimos en este mundo predecible, en el que cuando has visto un pene o una vagina los has visto a todos - estamos lejos de eso. El cómo se ven nuestros genitales está determinado por una variedad de factores, siendo el mayor la genética humana, la cual puede producir resultados increíblemente variados, a veces curiosos.

Pero averiguar a quién en tu árbol genealógico puedes agradecerle (o gritarle) por el tamaño de tu pene es mucho más complicado. Por supuesto heredas tus genes de tu mamá y papá, pero sus genes también son una mezcla de los genes de sus padres, que son una mezcla de genes de los padres de sus padres, y así sucesivamente, llegando hasta cuando los primeros proto-humanos se arrastraban fuera del caldo primigenio.

Así que vamos desde el principio.

Entrando En Tus Genes

Durante las primeras siete semanas de desarrollo fetal, los fetos tanto masculinos como femeninos se ven iguales, con los órganos sexuales indefinidos. Si tu padre te dio un cromosoma Y, alrededor de la octava semana comenzarás a desarrollar testículos y el resto de los componentes de los genitales masculinos, incluyendo el pene. Si en cambio, te dieron otro cromosoma X para que vaya con el que te dio tu madre, obtendrás un juego de ovarios y genitales femeninos. Con lo que vas a trabajar el resto de tu vida está esencialmente determinado en este momento.

Mientras que papá decide si vas a estar llevando un pene o una vagina, lo que recibes de tu lado materno tiene algo que decir sobre cómo van a resultar esos genitales. "Esta es un área que no se entiende completamente, pero muchos de los genes implicados en el crecimiento del pene y extremidades provienen del cromosoma X", explica Darius Paduch, director de salud sexual y medicina de Weil Cornell. "Los hombres tienen un cromosoma X, y las mujeres tienen dos. Puesto que los varones siempre heredan el cromosoma X de la madre y la selección de ese cromosoma X es aleatoria, esto puede explicar por qué un hermano puede haber heredado genes de un pene grande de uno de los cromosomas X de la madre, pero otro hermano heredó un tamaño medio de pene de otro ".

Dicho esto, de acuerdo con Paduch, la mayoría de los hombres de una familia tienden a compartir una longitud y una forma similares de polla. "Si un padre tiene un pene más grande, probablemente el del hijo tendrá una longitud similar", dice. Algo así como si tu padre es alto, lo más que probable es que también seas alto. Pero no es tanto una garantía sino una estimación fundamentada.

Caja de Sorpresas Genéticas

Los genes recesivos también se transmiten de generación en generación, por lo que algunos padres bajos pueden terminar con un niño alto, mientras que otros tienen un niño pelirrojo cuando ni mamá ni papá tiene pelo rojo. Los genes están allí, en algún lugar -no necesariamente para que todos los vean.

Además, los seres humanos tienen unos 200 genes que los científicos llaman "de nueva mutación", lo que significa que son ligeramente diferentes de los genes que obtuviste de tus padres. En la práctica, esto puede ser tan simple como tener una polla que se parece a la de tu padre, pero más larga o más gruesa o se inclina más hacia la izquierda. Nuestros genes pueden proporcionar una hoja de ruta para nuestros rasgos y características, pero como con cualquier viaje, siempre se debe estar preparado para lo inesperado.

Otras Influencias Externas

A pesar del carácter definitivo que sugiere lo "escrito en su ADN", la genética puede ser alterada por tu entorno. A medida que tu cuerpo se desarrolla, las hormonas a las que estás expuesto pueden influir en el crecimiento. Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Edimburgo ha encontrado que la longitud del pene es predeterminada por las hormonas presentes durante un cierto período de tiempo en el desarrollo fetal. La exposición hormonal posterior a este período puede acelerar el crecimiento, pero no aumentará el tamaño que finalmente alcanzará en la edad adulta.

Sin embargo, desafortunadamente, el tamaño puede disminuir. "La exposición a ciertos estrógenos o contaminantes ambientales al entrar en la pubertad se ha asociado a penes más cortos", dice Paduch. Las sustancias químicas llamadas disruptores endocrinos, que se pueden encontrar en pesticidas, plásticos y algunos cosméticos, entre otras cosas cotidianas, son malas noticias para tu pene y tu salud en general. La desnutrición, en el útero y durante los primeros años formativos de la vida, también puede frenar tu crecimiento (polla incluida).

"El pene crece en grosor y longitud al inicio de la pubertad y deja de crecer en longitud a mediado-final de la pubertad", dice Paduch. "Su crecimiento está regulado o determinado por dos hormonas: la testosterona y la hormona del crecimiento. La testosterona parece relacionarse más con la longitud y la hormona del crecimiento con la circunferencia, pero necesitamos ambas. Lo que es fascinante es que a pesar del hecho de que los hombres producen testosterona durante toda su vida, el pene no crece indefinidamente, aunque la circunferencia puede aumentar ligeramente con la edad, incluso después de la pubertad ".

Antes de que trates de inyectarte hormonas del crecimiento o testosterona pensando que aumentará el tamaño de tu verga, no lo hará. Cualquier afirmación anecdótica de chicos ganando una o dos pulgadas después de añadir estas hormonas no son confiables. Los estudios realizados con niños prepúberes con deficiencia de hormona del crecimiento han mostrado resultados positivos en términos de tamaño del pene después de la terapia con dicha hormona, al igual que el tratamiento con testosterona para niños con micropenes asociados a problemas pituitarios, pero esto se debe en gran medida a que estos problemas fueron tratados mientras el pene todavía estaba desarrollándose.

Tu Pene Promedio

Al final, sin embargo, el 95 por ciento de los chicos crecen para tener un pene de tamaño medio -que, según una revisión de 2015 de varios estudios publicados en BJUI International, es de aproximadamente 3,6 pulgadas de largo y 3,7 pulgadas de grosor cuando está flácido y de aproximadamente 5,2 pulgadas de largo y 4.6 pulgadas de grosor cuando está erecto.

En cuanto a las manos grandes, los pies grandes y otras partes del cuerpo más grandes que son tomadas como predictores de pollas grandes, no hay investigaciones definitivas que demuestren (o disipen) la conexión. Una variedad de estudios (algunos basados en encuestas, otros más científicos) han tratado de vincular cosas tales como el IMC y la longitud o radio del dedo índice con el tamaño del pene, pero, como los autores de la revisión BJUI observaron, "Correlaciones con otras [partes del cuerpo] eran ya sean inconsistentes o débiles ".

Lo que es más indicativo del tamaño del pene no tiene mucho que ver con las manos ni los pies, ni siquiera con la raza (otro concepto popular erróneo). "Hay variaciones geográficas en el tamaño de pene, pero están más relacionadas con la longitud total del cuerpo y la complexión que con la etnia", explica Paduch.

Así que cuando se trata de adivinar el tamaño que tiene un hombre, las únicas cosas con las que realmente te puedes ir son la altura y la proporción global.

La Diosa de Muchas Caras

Vaginas -y la parte externa que realmente se ve, llamada vulva- desafían la cuantificación. Hay una estructura general, pero hay tantas variaciones que los investigadores luchan por definir lo que es "normal". Tampoco hay mucha investigación para que continúen.

Un estudio de 2003 utilizó un método de pieza fundida (similar a los moldes dentales) para llegar a cinco formas vaginales generales que suenan divertidas: cónica, lados paralelos, corazón, babosas y semilla de calabaza. Pero según un estudio de 2005 que trató de resolver cómo se veía una vagina promedio, "hay sorprendentemente pocas descripciones de genitales femeninos normales en la literatura médica. Por el contrario, las mediciones de genitales masculinos están ampliamente disponibles y estaban publicados ya en 1899. "

Ese estudio hizo todo lo posible para dar el puntapié inicial a tal investigación examinando los tamaños vaginales de 50 participantes. Su principal hallazgo: "Se observó una amplia gama de valores para cada medición. No hubo asociación estadísticamente significativa con la edad, la paridad [el número de partos vaginales], la etnia, el uso hormonal o la historia de actividad sexual". Un estudio de 2006 hizo eco de esa conclusión, "Ninguna descripción caracterizó la forma de la vagina humana ".

El problema con estos estudios (y el puñado de otros realizados sobre la anatomía femenina) es que la apariencia y las medidas de la vulva y la vagina no son estáticas, por lo que son difíciles de medir. Al igual que los penes, las vaginas cambian cuando se excitan; las partes externas se hinchan y la cavidad vaginal se afloja y se estira para que el objeto de tu elección pueda entrar -por no hablar de los cambios temporales que vienen con el parto. Teniendo en cuenta toda esta fluctuación, hay que señalar que no hay absolutamente ninguna cosa tal como una vagina "desgastada" o cualquier otra mierda.

Usa lo que tu Mamá (o Papá) te dio

Si bien no hay mucho que puedas hacer para alterar la mano que te repartió la genética, cuando se trata de tamaño de polla, la frecuencia con la que se pone dura puede absolutamente hacer una diferencia. Como Paduch recomienda, "Usa tu pene; muchos estudios muestran que el achicamiento puede estar relacionado con no tener suficientes erecciones". En todo caso, toda esa preocupación puede tener un efecto negativo. "La mayoría de los hombres de 20 años que se preocupan por el tamaño de su pene están ansiosos y estresados, y un alto nivel de adrenalina por la ansiedad y el estrés puede conducir al encogimiento y retracción del pene -lo llamo un pene de goma", dice Paduch. "Con la edad, la mayoría de los hombres aprenden que el tamaño es una parte realmente menor para sexo y relaciones felices".

Así que ya sea que estés orgulloso o un poco avergonzado acerca de lo que tu papá, mamá o tu extrañamente carismático bisabuelo puedan haber contribuido a tu vida sexual, aceptar lo que la naturaleza te dio es prácticamente la única cosa productiva que puedes hacer. Es más fácil decirlo que hacerlo, es cierto. Pero seamos honestos -la mayoría de nosotros no estamos precisamente tomando notas cuando nos estamos poniendo subidos de tono, así que ¿quién realmente está examinando tu paquete y todos sus matices carnosos en gran detalle? A menos que seas una estrella porno, la respuesta es probablemente sólo tú.

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados