¿Qué pasa con tu cerebro cuándo tienes un orgasmo?

Publicado por BBXX World en

Basicamente no se toma nada a la ligera. Artículo original de Buzzfeed

 

Créelo o no, muchas personas han tenido orgasmos en máquinas de resonancia magnéticas. Por la ciencia.

Para que conste, las máquinas de resonancia magnéticas (MRM) pueden ver qué partes de tu cerebro se iluminan. Cuando las personas experiencian orgasmos en estos scanners (¡por la ciencia!) los investigadores pueden ver cómo tu cerebro se ilumina como si fuera la media noche de año nuevo.

“Lo que vemos es un incremento gradual en todas las regiones del cerebro que llevan al orgasmo”, explica el Ph.D y neurocientífico conductual Barry Komisaruk, coautor del libro The Orgasm Answer Guide

Komisaruk ha estado estudiando la actividad cerebral durante la estimulación sexual por lo últimos 20 años, y admite que aun hay muchas cosas que no sabemos de lo que pasa allí arriba. Pero basado en todos esos orgasmos creados en laboratorio, tenemos una noción certera acerca de qué regiones se iluminan y por qué puede ser que nos hagan actuar como un loco en la cama (o en el auto/hotel/baño o donde te guste desnudarte) Así que aquí te dejamos lo que sí sabemos:

Primero, la estimulación genital envía una señal a tu sistema límbico de que es hora de partir.


Este es basicamente el centro de control emocional del cerebro. Incluye el hipocampo, que es responsable de la memoria y fantasías, comenta Komisaruk (Tal vez es por eso que imágenes de amores pasados o la de ese mesero que viste ayer aparecen en tu cabeza).

También incluye a la amígdala, la que es otra parte del cerebro involucrada en el funcionamiento sexual, miedo y agresión. Esto no necesariamente se traduce en sexo rudo y enojado - solo significa que un área altamente emocional también se activa durante el coito.

Hablando de sexo rudo, algunas áreas cerebrales responden a los orgasmos y al dolor.


Estas regiones son la corteza cingulada y la corteza insular, y la actividad de ambas incrementa fuertemente durante el sexo. Cuando estas se iluminan como respuesta al placer, es posible que puedan ayudar a inhibir sensaciones de dolor, explica el experto. Eso puede ser por qué morder y tirar el pelo no duele tanto como cuando estamos jugando cartas. También explica por qué las expresiones faciales hechas cuando tienes un orgasmo son similares a las muecas  que haces cuando te duele algo, explica Komisaruk.

Y acerca de esas caras extrañas y dedos encorvados...

Son porque la actividad de tu cerebelo aumenta constantemente, lo que es responsable de que tenses tus músculos relacionados a la estimulación sexual.

BOOM – ORGASMO.

Tu cerebro oficialmente ya no se controla. Toda la activación que te lleva a este punto va convirtiendo en forma de un crescendo en forma de orgasmo. Esto ocurre cuando el hipotálamo y el núcleo accumbens, que basicamente son los responsables de producir el gran final de respuestas cerebrales. Tu corazón corre a mil por hora, tu respiración aumenta y estás teniendo un bochorno sexual - Todo gracias a la activación del hipotálamo.

Durante el orgasmo, secretas oxitocina.

Esta es una hormona y neurotransmisor producida por el hipotálamo. En muchas mujeres, la oxitocina puede detonar fuertes contracciones uterinas que presionan junto al orgasmo, comenta Komisaruk. Habrás escuchado de la oxitocina como la “hormona del amor” o del “apapacho”, pero Komisaruk enfatiza que en las investigaciones no se ha comprobado que la oxitocina produzca sentimientos. De hecho, la investigación solo muestra que la oxitocina es un efecto del orgasmo.

Mientras tanto, tu cerebro te recompensa con dopamina dulce como la miel.

El núcleo accumbens - el centro de recompensas del cerebro - obtiene un chorro de dopamina, la que lo activa y te recompensa por todo el sexo. Esta área también es activada por las cosas adictivas - como el chocolate, cafeína y muchas drogas. Cuando se activa durante los momentos sexy, es posible que quieras aun más sexo, dado que está activado como una respuesta de recompensa. Así que sí, el sexo es basicamente una droga.

Post-orgasmo, tu cerebro está relajadísimo, como medio volado, y todo se siente increíblemente maravilloso.


Hay un enfriamiento muy rápido a través de todas las áreas de tu cerebro después del orgasmo, dice Komisaruk. En los hombres, esto coincide con el periodo refractorio, en el cual la estimulación genital basicamente no se siente y el pene tiene cero interés en el sexo.

¿Complicado cierto? Por suerte existen almas valientes que están dispuestas a entregar sus cuerpos, y orgasmos, a la ciencia.

También puedes ver todo lo que ocurre en este video:

 

Crea tus propios fuegos artificiales en tu cabeza con o sin compañía! Revisa nuestra tienda y lleva lo que más te guste

Bienestar Ciencia Educación Estudio masturbación relaciones Salud sexualidad

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario